13 errores que debes evitar cuando realices un keyword research

13 errores que debes evitar cuando realices un keyword research

El Keyword research es una parte esencial del trabajo de cualquier SEO o webmaster.

Pero según un estudio realizado hace unos años, a pocas personas les gusta realizar una  investigación de palabras clave.

La investigación de palabras clave fue clasificada como una de las tres tareas más difíciles por los profesionales de SEO (detrás de la construcción de enlaces y la creación de contenido).

Eso puede ser porque el 66% de nosotros realizamos nuestra investigación de palabras clave internamente en vez de buscar un especialista o subcontratarla.

La investigación de palabras clave también puede ser una tarea desalentadora – ya que casi el 44% de nosotros sólo lo hacemos cuando tenemos que hacerlo.

Tiene sentido.

Cuando se hace la investigación de palabras clave de forma dispersa, puede parecer un proyecto enorme, y hay bastantes trampas que hacen que parezca aún más laborioso.

Cuando encuesté a los profesionales de SEO en Twitter sobre lo que ellos piensan que son los mayores errores que cometen las empresas y los profesionales de marketing al realizar una investigación de palabras clave, obtuve casi 40 respuestas, pero muchas de ellas se referían a los mismos temas.

Aquí hay una lista de los errores más frecuentes y que nunca debes comentar cuando realizas de investigación de palabras o keyword research:

1. Olvidando la intención del buscador.

Mucha gente mencionó que el mayor error de la investigación de palabras clave fue olvidarse de examinar realmente la intención del buscador.

¿Qué sentido tiene posicionar  su sitio web o contenido para una consulta que no coincide con lo que el usuario está buscando en Google?

Muchos profesionales del marketing están más obsesionados con el tráfico que con el resultado final: » las conversiones».

Y ahí es donde entra en juego la intención del buscador.

La intención del buscador examina lo que el usuario está buscando realmente cuando busca algo en internet.

Si tienes un reataurante, lo más probable es que la gente quiera las recetas o sugeencias que tienemos que comer en tu restaurante, no un ensayo de 2.000 palabras sobre lo que significó esta comida para ti en tu infancia.

Adapta tu contenido a lo que la gente está buscando realmente o asegúrate de que los tipos de preguntas correctos están dirigiendo el tráfico a tu sitio web.

2. No revisar los primeros puesto de la SERPs.

Parte de la comprensión de la intención de búsqueda en los buscadores y lo que los motores de búsqueda entienden que es la intención de búsqueda que realizan  los usuarios, solo tienes que hacer  es mirar realmente la SERPs.

Demasiada gente pierde demasiado tiempo en buscar en las herramientas, y no miran lo que en realidad es el ranking de las palabras clave.

Es posible que vea que el contenido que Google sirve a los usuarios para una consulta concreta no coincide con el contenido que tiene para esa palabra clave. Tal vez estés escribiendo un blog, pero los motores de búsqueda interpretan que la consulta necesita el resultado de una página de productos.

Observe qué tipo de contenido está posicionado para esa palabra clave y modele su contenido a lo que aparece en las primeras posiciones.

3. No ver más allá de las métricas de «volumen de búsquedas».

Muchas veces la investigación de palabras clave involucra métricas que no necesariamente le dicen qué es lo mejor para su negocio.

Claro, queremos ir tras términos que impulsen el mayor tráfico y ayuden a mejorar las métricas importantes, pero no siempre tiene sentido que todos los negocios vayan tras las palabras clave de mayor volumen.

No sólo es importante darse cuenta de lo que es razonable para que su sitio se posicione loa mas alto posible, sino también qué tipos de consultas usarán realmente sus buscadores para encontrar la solución a su problema.

No te concentres demasiado en el volumen solamente – mira también otros factores que pueden afectar a tu contenido.

4. No dar importancia  al  Long-Tail de las palabras claves.

Parte de centrarse únicamente en el volumen es descartar las palabras clave de cola larga o long-tail.

Mientras que las palabras clave de cola larga a menudo tienen un volumen más bajo, a menudo representan una etapa más baja del embudo – lo que significa que un usuario está más preparado para comprar o más cerca de una conversión.

Pero apuntar incluso a la parte superior del embudo de las palabras clave de cola larga significa que probablemente haya menos competencia y que usted esté respondiendo a la pregunta exacta de un buscador, lo que hace que sea más probable que confíen en su marca como el experto en esa área y que vuelvan cuando estén buscando hacer una compra.

5. No hablar con gente real.

Además de las herramientas de SEO y las SERP, es crucial que hables con gente real en tu búsqueda de palabras clave.

A treves de todas las acciones que realizar en tu web, seguro que puedes obtener mucha inforamacion de tus celintes, enviales formularios donde les preguntes de forma abierta sobre lo que te interese de tu negocio y saca conclusiones que puedas aplicara tus contenidos o fichas de prodcuto.

También puedes hablar con la gente de tu negocio que está en primera línea con los clientes.

Escuche qué lenguaje usan, qué problemas tienen, qué preguntas hacen que podrían ser respondidas por el contenido de su sitio web.

6. Insertar palabras clave después de escribir un artículo.

Cada experto en SEO lo ha visto o ha recibido la solicitud: «¿Puedes simplemente ‘SEO’?»

Lamentablemente, la investigación de palabras clave se hace a menudo con el contenido ya escrito. O los redactores  que no están familiarizados con las mejores prácticas del posicionamiento SEO piensan , que sólo necesitan repetir la palabra clave infinitesimal veces.

En cambio, la investigación de palabras clave debe ser una base sobre la cual se construya toda la estrategia de SEO, publicidad PPC  o SEM y de contenido. No es un complemento al final.

Su sitio no puede satisfacer las necesidades de los usuarios y tener un buen rendimiento en los rankings cuando la investigación es una idea tardía.

7. No saber dónde está buscando su público.

Además de comprobar las SERP reales para el tipo de contenido que los usuarios están buscando en cada consulta, también es importante comprobar otras opcines de búsqueda para ver a dónde va la gente en busca de información.
Como ejemplo personal, si algo en nuestra casa se estropea , es posible que busques un tutorial  en YouTube.

Pero también tienes que investigar palabras clave en lugares como Twitter, Reddit, y otras plataformas que no son de Google.

Extiende tu investigación más allá de las herramientas y medios tradicionales a lugares en la web donde tu usuario objetivo realmente va a encontrar respuestas a todo lo que necesita resolver.

8. Centrarse demasiado en la coincidencia exacta.

Si alguna vez has oído el viejo chiste del SEO (un redactor de SEO entra en un bar, parrilla, pub, taberna irlandesa, barman, bebidas, cerveza, vino, cafe…).

Con el conocimiento que tiene Google del Procesamiento del Lenguaje Natural y de las entidades relacionadas, no es necesario atiborrar su contenido con todas las palabras clave relacionadas que se le ocurran.

Con demasiada frecuencia, las empresas y los clientes se atascan en asegurar la coincidencia exacta de una palabra clave y todas sus variaciones tienen que ser incluidas en tu contenido  para que se posicione.

Asegúrate de escribir el contenido de la manera en que se lo explicarías a alguien por teléfono, debe seer claro y conciso.

No tienes porque repetir palabras si no son necesarias, debes escribir de forma natural y compresible para cualquier persona.

9. Ignorando la localización.

Una vez tuve un cliente de una tienda de muebles que quería posicionar un producto específico, » una estantería para despensas».

Rastrearon e investigaron el posicionamiento de las palabras clave relacionadas con su producto de despensa y nunca pudieron llegar al número 1 , o generas una tonelada de tráfico o conversiones a partir de esas palabras clave específicas.

Cuando empezamos a trabajar, les mostré que cuando alguien buscaba las palabras clave a las que apuntaba, Google mostraba a los buscadores dónde podían comprar sistemas de estanterías de despensa cerca de ellos.

Hay muchos factores que influyen en la selección de los resultados correctos para los buscadores, incluyendo la estacionalidad, la localización, las búsquedas anteriores y más.

El SEO LOCAL tiene cada vez mas presencia y representación en Google ya que la geolocalización es muy importante.

10. No enfocarse en temas más amplios.

Mientras que estamos evitando crear contenido solo y exclusivamente para la coincidencia exacta de la palabra clave, también es crucial que nos alejemos un poco en nuestra investigación.

Enfocarse en temas más amplios en la investigación y en los procesos de creación de contenido puede ayudar a generar nuevas ideas y puede ayudar a que el flujo de un post o ficha de producto fluya de manera natural.

El modelo de agrupación de contenidos puede ayudar con el enlazado interno.

Amplía tu investigación para ir más allá de las palabras clave específicas y expande tus propuestas de nuevos contenidos.

11. No ser consciente de los competidores.

Las empresas tienen una idea de quiénes pueden ser sus principales competidores de productos o servicios, pero a menudo eso no se corresponde con quiénes son sus competidores en las búsquedas que aparecen en la  SERP.

Es crucial saber quiénes son sus competidores  para los búsquedas y términos de búsqueda que estás tratando de posicionar,  porque esto te ayudara a entender que contenidos tienes que crear para que le gusten a tus potenciales clientes y por ende a Google.

Asegúrese de que la investigación de la competencia también es parte de su proceso de investigación de palabras claves y de que temas relacionados crean sus contenidos!!

12. No evaluar correctamente la dificultad de las palabras clave que queremos posicionar.

Muchas herramientas de investigación de palabras clave ofrecen una variación de la «dificultad de las palabras clave», que es su evaluación de cuán competitivo es un determinado tema en los motores de búsqueda.

Sin embargo, esa evaluación no suele incluir la información y el posicionamiento de su sitio concreto sino un análisis global.

Si tienes una web nueva o estás tratando de entrar en un nuevo sector, puede ser mucho más difícil de posicionar ya que no tienes la autoridad  y deberás crearla para aparecer en las búsquedas sobre tu sector.

Ten muy  en cuenta estos factores cuando realices la investigación de palabras clave y seas consciente de este echo.

13. Dejar que los clientes elijan los términos de búsqueda.

¿Alguna vez ha tenido un cliente que quiera «ocupar el primer lugar en [gimnasio en madrid]»?

¿Quién no lo ha hecho, verdad?

A veces, sin embargo, la palabra clave que están buscando desesperadamente es por vanidad – y no les llevará a conversiones o ayudará a  conseguir los objetivos de su negocio.

Asegúrate de ser el experto en lo que realmente importa en el SEO, es decir, conducir el tráfico cualificado que convierte y mejora los ingresos.

 

Comparte el artículo.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp